top of page

Valor de la palabra "perspectiva"

Sé que es un poco extraño pensar que estamos en un nuevo año cuando seguimos todos sumergidos en una crisis global. Si sientes que no hemos avanzado nada y que estamos caminando para atrás te quiero compartir el valor de la palabra "perspectiva".


Quienes me conocen bien ya han escuchado esta historia pero vale la pena repetirla en momentos como este...


Sentí curiosidad al escuchar esta palabra en una clase de arte. La profesora, una artista bohemia con una actitud súper zen -necesaria para lidiar con la diversidad de seres que tomaban la clase- hablaba sobre la importancia de conocer los objetos que vamos a dibujar desde perspectivas distintas. ⁠

Ella colocaba unas cajas sobre otras en el centro del salón y nos pedía que dibujemos un boceto de la composición desde un punto de vista y que cambiemos nuestras posiciones cada diez minutos para empezar nuevamente el boceto. En una clase llena de niños que querían pintar todo menos cajas, este ejercicio solía ser un completo desastre. Para mí, era el momento favorito de la tarde. Pensar que el mismo objeto se podía plasmar de 100 formas distintas solo cambiando la posición desde la que lo observo era y sigue siendo una idea fascinante. ⁠

La palabra "perspectiva" se convirtió en una de mis favoritas al descubrir sus muchos significados: perspectiva es alejarnos de un objeto o de un asunto para poder verlo en su totalidad. Perspectiva es la distancia que otorga el tiempo. Perspectiva es mostrar las cosas tal cual las vemos, dotar de volumen a un papel plano.⁠

Cuando no somos capaces de entender algo, sirve de mucho dar unos pasos atrás, movernos alrededor y observar. Al igual que en la clase de arte, ver las cosas con distintas perspectivas requiere paciencia y tolerancia, requiere la madurez de entender que pasados los diez minutos, hay que olvidarnos del primer boceto y empezar de cero. Es un reto difícil, lograrlo nos hace mejores seres humanos.⁠


Hoy te invito a ver la crisis con perspectiva, mírala desde el punto de vista de aquella persona que eras antes de que iniciara todo... Quizás te veas desde ese punto de vista y sientas que has crecido mucho o quizás sientes que estás estancado/a, cualquiera de las dos es una oportunidad para sonreírle a lo que viene.


Si tanto hemos crecido es porque tenemos la capacidad y la determinación de seguir evolucionando y si estamos detenidos es porque por fin tomamos la pausa que tanto habíamos postergado. Esta es la perspectiva que yo escogí hace unos meses cuando muchos de esos planes a largo plazo se cayeron y otros nacieron sin avisar.

Comments


bottom of page